Saltar al contenido principal

La humedad del suelo es un parámetro necesario para hacer un manejo eficiente del riego.  Se puede medir in situ mediante la instalación en el suelo de sensores comúnmente conocidos como sondas de humedad. Con ellos, conoceremos de forma rápida la humedad existente en la zona radicular, lo que nos permitirá adaptar el riego a las necesidades del cultivo.

Existe gran variedad de sensores para medir la humedad del suelo, pero a grandes rasgos  podemos distinguir dos tipos:

Tensiómetros, que miden el potencial hídrico del suelo, que se puede definir como la tensión o fuerza con la que el agua es retenida por las partículas del suelo. 

Están compuestos de varias partes: una cápsula porosa de cerámica que permite la entrada del agua, un tubo transparente de diferente longitud dependiendo de la profundidad radicular y un vacuómetro con indicación para visualizar la medida (normalmente expresado en centibares, cb). 

También existen tensiómetros electrónicos que proporcionan una señal eléctrica proporcional a la tensión del suelo y que se conectan directamente a un datalogger.

Normalmente se suelen instalar dos tensiómetros en cada punto de medida, uno en la zona de mayor actividad radicular y otro a mayor profundidad.

Las ventajas de instalar tensiómetros para medir la humedad del suelo son, por un lado, que son una herramienta rápida y práctica para medir la tensión del agua ‘’in situ’’.

Tienen un coste relativamente bajo y son fáciles de instalar. Además, no están influenciados por el contenido de sales del agua del suelo.

Y sondas de humedad, sensores que miden directamente el contenido volumétrico de humedad contenida en el suelo. 

Existen dos tipos: las sondas tipo TDR y las FDR. Ambos sensores están compuestos por electrodos metálicos que van insertados en el suelo y que además de medir la humedad, también miden la conductividad eléctrica y la temperatura.

Las sondas de humedad tipo TDR (Time Domain Reflectometry) miden la humedad volumétrica del suelo en función del tiempo de recorrido de un pulso electromagnético transmitido en el suelo. Este tiempo es proporcional a la constante dieléctrica del medio aire – agua – suelo, y únicamente varía con el contenido de agua.

Por otro lado, las sondas de humedad tipo FDR (Frecuency Domain Reflectometry) se basan en la medida de la capacitancia del sistema aire – agua – suelo, transformando los cambios de la frecuencia de resonancia de un circuito en una medida volumétrica de la humedad del suelo.